Zorra Nebulosa

Ángela

9-2-2024

Zorra Nebulosa

Llevo varios días oyendo hablar de Zorra la canción elegida para el festival de Eurovisión y que según parece está levantando mucha polvareda. Una bobada más para distraer.

El caso es que busco por internet y me encuentro con una señora que canta más bien poco (entre poco y nada) con un acompañamiento musical muy limitado y dos señores muy muy gays, con mucha pluma y en faja que se contonean enseñando el culo (curiosamente María Peláe que también participaba en el festival, (cantando muy bien, por cierto), iba acompañada por cuatro señores en faja, en este caso blanca. O el coreógrafo era el mismo o hay mucho mariquita en el mundo de la coreografía. Ella cantando (es un decir) y la gente gritando a coro: zorra, zorra, zorra, y ella encantada porque es una “zorra de postal”: “Y esa zorra que tanto temías se fue empoderando. Y ahora es una zorra de postal (zorra, zorra, zorra). Sublime.

La cancioncita, aparte de ser una copia de Fangoria, poco más ofrece. Si se trata de llamar la atención, ya lo hicieron Las Vulpes hace mucho años con su canción Me gusta ser una zorra. Y tenían gracia. Cosas de jóvenes veinteañeras; pero a cierta edad, deja de tener gracia, para resultar, como mínimo, ridículo.

Me entretengo un poco más y veo una entrevista a la pareja. Debo ser muy rara porque jamás he oído a ningún hombre llamar zorra a una mujer (ni una mujer a otra). Sin embargo a esta señora parece que se lo han dicho muy a menudo. Lo dice en la entrevista: “Es una canción autobiográfica”. “Me han llamado zorra muchas veces y queremos que la gente sea libre». ¿Libre para llamarte zorra? ¿La forma de que no te llamen zorra es llamándotelo a ti misma? No entiendo su lógica. Para ser más libre, llamémonos zorra todas las mujeres. Zorras de postal, por supuesto. A mí, ni se os ocurra llamarme zorra, aviso.

Según leo por ahí, el insulto que más dirigen los maltratadores a las mujeres maltratadas es zorra. O sea, que es un insulto que no se utiliza normalmente, pero en caso de maltrato, sí. Entonces, nada mejor que defender a las mujeres maltratadas admitiendo el insulto zorra con naturalidad. Fantástico.

Sigue la entrevista y la señora habla de sororidad, empoderamiento, y ahí lo he dejado porque ya he decidido que en una conversación aguanto una de estas palabras como empoderamiento, resiliencia, sororidad, heteropatriarcado, sostenibilidad… pero dos seguidas, no; antes de llegar a la tercera, me voy. Cada uno tiene derecho a decir lo que quiera, y yo el derecho de marcharme cuando me dé la gana. Pero no me extrañaría que hubiera soltado eso de volver a casa sola y borracha.

Bueno, pues resulta que es una canción muy feminista. Asombroso, pero eso dicen. Que denuncia el machismo de la sociedad española (así lo dice el joven periodista que los entrevista y corrobora el componente masculino del dúo). ¡Qué suerte tienen el resto de los países con que España exista, sólo aquí hay machistas! Y violadores, y asesinos de mujeres, aunque los datos informen de todo lo contrario: en Francia, 118 mujeres fueron asesinadas por su cónyuge o ex cónyuge durante 2022, en Alemania, 133; en España, 49. Y si nos vamos a los países nórdicos, esos donde el machismo no existe, la violencia física o sexual de pareja contra la mujer según un estudio de 2019 de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales era de un 32% en Dinamarca, un 30% en Finlandia, y un 28% en Suecia, muy superior a la media de la Unión Europea (22/%), y muy por encima de España que aparece en el nivel más bajo de la tabla con un 13%. (La Vanguardia, 5-6-2019)

Pues nada, estos tíos (y tías) siguen insistiendo en el machismo de la sociedad española.

Ya sabes, cría fama y échate a dormir.

¡Ay, lo que hay que ver y oír!

Compártelo!

Deja un comentario

Scroll al inicio