Margarita Robles: tambores de guerra

Ángela

22-3-2024

Margarita Robles: tambores de guerra

Como no teníamos bastante con la corrupción, la amnistía, el referéndum y otros turbios asuntos, ahora viene la ministra de Defensa, Margarita Robles, y añade la guerra al disparate nacional. Para que nos olvidemos del presidente y señora, dicen, ¡espérate que ahora viene lo gordo!

Dice la señora ministra que «La amenaza de guerra es absoluta y la sociedad no es del todo consciente». Para hacernos más conscientes de la posibilidad de guerra, añade: «Hoy en día, un misil balístico puede llegar desde Rusia a España». Ya, y en sentido contrario también viajan los misiles, digo yo.

Por el momento no hemos visto soldados rusos cerca de la frontera de España; sin embargo, soldados españoles están a las puertas de Rusia, en Estonia, por ejemplo. Tendríamos que preguntarle a la señora ministra que hacen nuestros soldados allí. Y no sólo los soldados españoles. Rusia está totalmente rodeada de militares de todos los países europeos. Y se envían cada día toneladas de armamento a Ucrania.

Este afán guerrero de la ministra española viene a continuación de unas declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, ante una veintena de dirigentes internacionales reunidos en apoyo a Ucrania. El presidente francés insistía en que Rusia tiene que ser derrotada, y no negaba que se pudieran enviar tropas a Ucrania. “No hay consenso hoy en día para enviar de forma oficial, asumida y respaldada, tropas en suelo ucraniano. Pero en la dinámica, nada debe ser excluido. Haremos todo lo que haga falta para que Rusia no pueda ganar esta guerra”. Y añade que la “responsabilidad” final de una posible escalada recaería en Rusia. “Nosotros jamás lideraríamos una ofensiva, jamás llevaremos la iniciativa”, al tiempo que creemos que “no debemos excluir otras opciones”. “Si la guerra se extendiera a Europa, sería la única opción para Rusia”

Efectivamente, no hay consenso. Ningún otro país ha secundado su idea; todo lo contrario. El canciller alemán Olaf Scholz, ha afirmado que “no habrá ninguna tropa en suelo ucraniano, ningún Estado europeo, ni ningún Estado de la OTAN enviará soldados a suelo ucraniano”.

La oposición inmediatamente ha recriminado las declaraciones del presidente francés. Jean-Luc Mélenchon, líder de “Francia insumisa” ha calificado de irresponsables sus declaraciones: “La guerra contra Rusia sería una locura”.

Olivier Faure, también tachó de ligereza la declaración de Macron: “Apoyo a la resistencia de Ucrania, sí. Ir a la guerra con Rusia arrastrando al continente es una locura”.

De momento, no he oído a ningún político español recriminar a la señora Robles por sus declaraciones.

Dice Macron que “esta es una guerra existencial para nuestra Europa y para Francia”. Algo similar dice la ministra española: «Es un momento crucial para Europa». «Europa debe ser consciente de que el peligro está muy cerca; no es una pura hipótesis, es real».

Parece que el gobierno español está a lo que diga Francia, el único país europeo que amenaza con enviar tropas a Ucrania. Si este es el motivo para fomentar el miedo en la población española, es vergonzoso. Si el motivo para aterrorizar a la población es ocultar los escándalos diarios del gobierno que representa, es inadmisible.

Nota. En este momento nos están informando los medios de comunicación de un ataque terrorista en un auditorio de Moscú. Un tiroteo protagonizado por cuatro personas que han acabado con la vida de al menos cuarenta personas (por el momento) y cientos de heridos. Rápidamente Ucrania ha negado su participación en este atentado. La televisión española ya está difundiendo que puede ser un atentado separatista (¿) o islámico. Ya se sabe, los islámicos lo mismo valen para un roto que para un descosido. Moscú acusa a Ucrania. Los que han provocado este atentado no van a salir indemnes, eso seguro.

Compártelo!

Deja un comentario

Scroll al inicio