Puigdemont

Un puñado de reales, un puñado de votos

Ángela

10-11-2023

Desde que tenemos como presidente al inicuo Sánchez las comparaciones con el miserable rey felón Fernando VII son continuas. El canalla de Fernando VII y el tan canalla como él, su padre Carlos IV, vendieron España a Napoleón por un puñado de reales. Unos milloncejos. El mismo Napoleón se quedó asombrado por la miseria moral de estos malvados. Pedro Sánchez lo ha hecho por siete votos.

Esta consideración de traición parte de la idea de que un tipo como Pedro Sánchez se ha humillado y nos ha humillado a todos por mantenerse en el poder. En general, los ciudadanos tienen la idea de que un presidente de un país es un tipo que desea lo mejor para su país, pero la historia nos demuestra que eso no es así. Hay políticos que trabajan para agentes externos a su país.

Pedro Sánchez cuando salió presidente tras la moción de censura a Rajoy, al primer personaje que recibió no fue a un presidente o primer ministro de cualquier país. Al primero que recibió fue al globalista George Soros. Y eso es una declaración de principios.

Un tipo mediocre, que es expulsado por su propio partido y consigue llegar a presidente sin escribir una simple tesis, ni ganar ni una sola vez las elecciones, es que tiene unos apoyos externos poderosos.

Hay dos corrientes dentro de la política Europea, sobre todo: la primera es la de los Estados-nación. La idea en este caso es la de hacer Estados independientes, tanto económica como políticamente.

La segunda corriente es la mundialista que aparece tras la II Guerra Mundial, y la conforman distintos grupos como El Club de Roma, la Trilateral, el grupo Bilderberg, la ONU, la OMS y el grupo ahora más en auge, el Foro Económico Mundial, más conocido como Foro de Davos con el totalitario Klaus Schwab al frente. De este Foro ha salido la Agenda 2030.

Estos grupos son privados, no forman parte de ninguna institución, no los han votado los ciudadanos y, sin embargo, de ahí salen las directrices que se llevan a cabo en todos los países europeos.

Para poder llevar a cabo el control de Europa, estos grupos necesitan debilitar los Estados, fragmentarlos. Una España de 47 millones de personas, con unas instituciones judiciales capaces de frenar los excesos de sus dirigentes, es más difícil de …

Compártelo!

Pablo Pablito Pablete

Ángela

22-1-2021

En la entrevista tan comentada que Gonzo en el programa Salvados le hizo al vicepresidente segundo del gobierno Pablo Iglesias, en un momento dado habla de Puigdemont como de un exiliado político; “lo del otro”, refiriéndose al rey Juan Carlos, es una fuga. Si un vicepresidente del gobierno se refiere al anterior Jefe de Estado como “el otro”, a partir de este momento Pablo Iglesias es Pablo Pablito Pablete, como diría José María García.

ExiliadosdosDice Pablo Pablito Pablete que Puigdemont, ex presidente de la Generalidad de Cataluña, procesado y declarado en rebeldía por el Tribunal Supremo, que salió huyendo escondido en el maletero de un coche y que anda por ahí viviendo en una casa que cuesta 5000 euros al mes mientras sus coleguitas están en la cárcel,y los españoles le pagamos una pasta para que disfrute de su nueva vida, de este tipo dice Pablo Pablito Pablete que es un exiliado como los exiliados que tuvieron que salir de España después de la guerra huyendo de la dictadura. Comparar a Puigdemont con los exiliados es de miserables, es vomitivo.

«Pregunta: ¿Considera realmente a Puigdemont un exiliado, como se exiliaron muchos republicanos durante la dictadura del franquismo? ¿Los puede comparar?

Respuesta del vicepresidente del gobierno: Pues lo digo claramente, creo que sí».

Sabe poco, muy poco Pablo Pablito Pablete de lo que significó para familias enteras salir cruzando los Pirineos, con lo que llevaban puesto. Muchos sin zapatos, sin abrigo, sin nada para comer. El tipo que se pasa la vida hablando de memoria histórica, no tiene ni idea del sufrimiento de esas miles de personas que tras cruzar los Pirineos se encontraron con los campos de concentración (sería un eufemismo llamarlos de refugiados) donde los metieron los franceses. En las playas del Mediterráneo como las de Argelés se amontonaban familias durante meses sin ninguna posibilidad de escapar del sol y del frío. En esas condiciones infernales nacieron muchos niños, un amigo entre ellos. Su madre dio a luz en aquellas playas sin apenas cobijo. En el exilio francés murieron sus padres. Otros partieron hacia un mundo desconocido, cruzaron el Atlántico hasta llegar a México, Argentina y otros países. Muchos no volvieron.

ExiliadostresMejor suerte tuvo el abuelo de Pablo Pablito Pablete. Condenado a muerte, en cuatro años y medio estaba en la calle con la ayuda de altos cargos falangistas que le colocaron en el Ministerio de Trabajo. Vivió muy bien dentro del régimen franquista, y eso que durante la guerra había sido presidente de un tribunal militar que condenó a muerte a soldados por distintos motivos. Otros por mucho menos fueron fusilados o pasaron 20 años en la cárcel.  Le fue muy bien en la vida, ya ves, de la cárcel al barrio Salamanca, que ya por aquellos años era el de los pijos. Los hay que saben lo que hay que hacer para sobrevivir, si hay que escribir loas a Franco, se escriben, lo que haga falta con tal de sobrevivir; comprensible desde luego, pero presentarlo como un héroe, no es admisible ni siquiera siendo su nieto. La vida de su abuelo no tiene nada que ver ni con los refugiados que escaparon como pudieron, ni mucho menos con los que se …

Compártelo!

Torra y Puigdemont: tanto tonto, tonto tanto

Ángela

14-12-2018

 

Torra y Puigdemont, el dúo calavera, se van animando; como ven que no les pasa nada, cada día salen con una ocurrencia. Han pasado por todos los modelos de independencia, su fijación; desde Québec a Escocia (por cierto, ninguno la ha conseguido), y ahora toca Eslovenia. Y el resto de los políticos se echan las manos a la cabeza porque en Eslovenia hubo muertos. Pues claro, eso es lo que están esperando desde hace tiempo: muertos, como decía no hace mucho uno de estos tontilocos. Necesitan muertos, al menos uno, para que los países que los apoyan se animen a reconocer inmediatamente la independencia de Cataluña. Al Vaticano y a Alemania les faltó tiempo para reconocer a Eslovenia, ¿por qué? Porque Eslovenia es zona de influencia alemana, y su salida al Adriático, es decir, el Mediterráneo. En cuanto al Vaticano, su jefe supremo, el jesuita Francisco, a la pregunta ¿Le preocupa el conflicto entre Catalunya y España? que le hace el periodista Henrique Cymerman, responde:Las independencias de pueblos por secesión es un desmembramiento, a veces muy obvio. Pensemos en la antigua Yugoslavia. Obviamente, hay pueblos con culturas tan diversas que ni con cola se podían pegar. El caso yugoslavo es muy claro, pero yo me pregunto si es tan claro en otros casos, en otros pueblos que hasta ahora han estado juntos. Hay que estudiar caso por caso. Escocia, la Padania, Catalunya. Habrán casos que serán justos y casos que no serán justos, pero la secesión de una nación sin un antecedente de unidad forzosa hay que tomarla con muchas pinzas y analizarla caso por caso”. Respuesta jesuítica, claro. ¿Quién decide si el caso es justo o injusto? Porque para la iglesia ultramontana catalana, toda ella independentista, está claro: la independencia de Cataluña es justa. Y el Papa hasta el momento no les ha llamado la atención. Los independentistas están desatados porque son unos locos, sí, pero también porque piensan que más de un país va a apoyarlos cuando declaren la independencia.

Y mientras, en España seguimos en la desestabilización permanente. Más de treinta años con atentados diarios de ETA, apoyada por la iglesia, porque ya sabemos que ETA nació en los seminarios, que han permitido gobernar a las derecha más rancia, más carca, una extrema derecha racista, supremacista y guerracivilista como la derecha que gobierna en Cataluña. Porque la extrema derecha no ha surgido ahora, la extrema derecha lleva años instalada en España. En el País Vasco y Cataluña. Desde Pujol (el tipo que ha dirigido la red …

Compártelo!

Un extraterrestre en Barcelona. Informe 7º y último.

Se acabó la broma

ANTONIO MORENO DEL CAMINO

3-11-2017

 

El extraterrestre estaba en medio de la nada esperando la llegada de su nave espacial, cuando de repente vio cómo se acercaban a paso muy rápido un grupo de mujeres hablando muy animadamente. De hecho, oyó sus voces antes de verlas aparecer. No entendía lo que decían porque hablaban varias a la vez, sólo frases sueltas:  «Los niños de mi Mari van a un colegio de curas» «¿Y eso?» «Yo que sé…»,  «lo tienes que dejar en adobo…», «esa es una imbécil», no sé lo que se cree…», «cuatro hijos y no se acuerdan nunca de mi cumpleaños…». » son todos unos desagradecidos…» «¿Y ese, qué hace ahí?» «Es verdad, qué raro. Vamos a ver, a lo mejor se ha perdido… «Yo no voy que me da miedo». «¿Pero qué nos va a hacer si está sólo y somos ocho?»

-Buenas tardes, se adelanta el extraterrestre dirigiéndose al grupo de mujeres, todas ellas en chándal y con zapatillas deportivas.
-Hola, buenas tardes, hola. ¡jo, qué guapo! Desde luego. Me suena mucho su cara. Comentaban todas a una.
De repente aparece silenciosamente en el horizonte la nave espacial. El extraterrestre la mira con ojos  extraviados. ¿Qué va a hacer ahora? No pueden descender con todas esas mujeres allí. Las mujeres también la ven. “Es un platillo volante”, “sí, sí, y viene para acá”. “Ya sé quien es. Es George Clooney. Ya decía yo que me sonaba”. “Parece más joven en el cine”. “Es que los pintan mucho”. “A mí me sigue pareciendo guapísimo”.
– ¿Y qué hace usted aquí, Georges Clooney?
– Umm..
– Vaya pregunta, qué va hacer, una película de extraterrestres.
– Sí, eso es.
– ¿Y va a bajar la nave?, porque no se mueve.
– Es que hay algunos problemas técnicos, están esperando a ver si lo …

Compártelo!

Un extraterrestre en Barcelona. Informe nº 6. Declaración de independencia, o no

Antonio Moreno del Camino

14-10-2017

 

El extraterrestre no sabe que la vida es puro teatro, por eso se pasea por las calles como si todo lo que viera fuera verdad. Bueno, no lo sabía, pero ya se está enterando. La última o penúltima parte de la comedia comenzó el martes por la noche, cuando, tras el referéndum ilegal, Puigdemont iba a declarar la independencia. Todo el mundo pendiente de él; los independentistas más contentos que unas castañuelas convencidos de que ya estaban en su república catalana, y los demás sufriendo por lo mismo. Total que llega Puigdemont y dice, dice, dice…¿Qué dice? Se miran los unos a los otros. ¿Qué ha dicho? Que somos independientes. No, ha dicho que no somos independientes. Sí, ha declarado la independencia. Ya, pero la ha suspendido. ¿Y eso qué significa? Que sí, pero que no. Boquiabiertos los dejó. La capacidad de comprensión del extraterrestre no es de este mundo, eso es verdad, pero pensaba que la razón es la razón aquí y en su planeta. Pues se ha confundido, aquí la razón es la sinrazón. Y esto, el teatro del absurdo.

La comedia continúa cuando el gobierno español, en una sinrazón más, le pide a Puigdemont que diga en un plazo de cinco días si ha declarado la independencia o no. ¿El gobierno en pleno no escuchó que declaraba la independencia, aunque a los pocos segundos la suspendiera? Pues parece que no. Ya han pasado varios días y Puigdemont todavía no se ha explicado.

Y aquí está todo el mundo esperando a ver que dicen estos irresponsables, mientras sigue imparable el éxodo de empresas. En unos días se han marchado de Cataluña más de 500. Hasta los independentistas como Bartomeu el del Barcelona, o el vicepresidente de Omnium Cultural, se llevan sus empresas. Y no los corren a gorrazos.

Y la izquierda, ¿qué hace esta izquierda (bien pagada por cierto. Ana Gabriel (CUP) cobra 73.144 euros más 26.083 de indemnización (¿), o sea casi 100.000 euros al año, veinte mil más que Rajoy) que va encantada a una manifestación convocada por el gobierno catalán? Esta izquierda independentista que firma junto con la derecha más rancia, carca y racista. La izquierda debería apoyar la independencia de un pueblo sojuzgado, colonizado, esclavizado. Cataluña es una de las regiones más ricas de España, los catalanes tienen los mismos derechos que el resto de los españoles y europeos, reciben más dinero e inversiones por parte del Estado que cualquier otra región, se les ha consentido que en los colegios se estudie sólo en catalán, algo impensable en cualquier otro país europeo, ¿se puede llamar de izquierdas alguien que apoye eso? El extraterrestre sabe que no.

Paseando por la ciudad ve la preocupación en la cara de la gente. Están nerviosos, intranquilos. Normal, piensa el extraterrestre. Él más que intranquilo está abochornado y …

Compártelo!
Scroll al inicio