Viaje por Murcia. Campos de CAravaca

Ángela

13-05-2015

Conozco paisajes más espectaculares que éste, con montañas más altas y abruptas, con bosques más frondosos, con un mar bravío o calmo, con ríos que estas tierras desconocen, pero en primavera, no hay lugar más bello. Son los campos de Caravaca, concretamente en la pedanía de Archivel, allí se encuentran Las Noguericas, en El Campo Arriba.

En verano el calor es sofocante, aunque por la noche sea difícil tomar el fresco sin una chaquetita. En invierno hace frío, bastante frío, hay que resguardarse junto al fuego, si no tienes obligaciones, comiendo unas migas (de harina, por supuesto), o leyendo ese libro que llevaba tiempo esperándote; pero en primavera la suave temperatura te permite pasear durante horas entre las huertas o por el monte, bajo un cielo azul intenso, a menudo acompañado de pequeñas nubes blancas algodonosas que parece que si soplas un poco echarán a volar.

En la tierra llana no queda un metro sin cultivar, campos de lechuga, brócoli y otras verduras se extienden hasta el fondo al pie del monte. Cuando era pequeña me gustaba más el paisaje que creaban los manzanos, el maíz, desaparecidos hace años. Ahora resulta más monótono, aunque igualmente hermoso.

Al pie del monte los almendros, y más arriba el espliego, el romero, y más arriba todavía, el esparto.

Así es esta tierra, a trasmano de todo, en el confín de una provincia y a las puertas de otras cuatro. No, no es la más bonita, pero cuando llego tengo la sensación de que éste es mi lugar en el mundo.

Pinchando en las fotos  las verás a mayor tamaño.

 

Compártelo!