11-M ¿la gran farsa?

Ángela

10-3-2024

Mañana se cumple el vigésimo triste aniversario de la matanza del 11M en Madrid, y en ese momento prescribirán los atentados. No se podrá reabrir el caso aunque surjan testigos o nuevas pruebas, y todo porque el juez Javier Gómez Bermúdez, no lo consideró un crimen de lesa humanidad, a pesar de entrar claramente en esa calificación, ya que fue organizado por muchas personas en el que resultaron asesinadas muchas personas. Los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Ese fue el colofón de una sentencia que dejó muchos agujeros. Los agujeros negros de los que hablaba el periodista Fernando Múgica.

Sobre el juez Bermúdez, Inmaculada Castilla de Cortázar, presidente del Foro Ermua, cuenta una anécdota muy significativa. Con motivo del aniversario del asesinato de Fernando Múgica Herzog (sin ninguna relación de parentesco con el periodista), coincidió con el juez Bermúdez. Se acercó a él y ante el historiador Fernando García de Cortázar, la mujer del juez y otras personas, le preguntó quienes pensaba él que podían ser los autores intelectuales del atentado del 11-M, a lo que él le respondió que “había cosas tan complejas, tan graves que era mejor que no se supieran todavía, que se sepan más adelante“. La respuesta de la mujer fue contundente: “no sabía que los jueces teníais competencias para saber cuándo es el momento oportuno para hacer justicia“.

¿Qué sabía el juez Bermúdez? Con esa respuesta el juez da a entender que tiene conocimiento de quienes podrían ser los autores intelectuales de esa matanza, pero es tan grave lo que conoce que no nos puede informar a la población. Los servicios secretos españoles se supone que han tenido acceso a información o documentación que explicarían qué ocurrió exactamente ese fatídico día. Servicios secretos internacionales, de algunos países en concreto, parece que también tienen información. Los ciudadanos somos los únicos que no conocemos qué ocurrió. Sólo sabemos que varios trenes con miles de personas …

Compártelo!