Ángela

¡Feliz Navidad!

Estos mundialistas están empeñados en cambiarnos de arriba abajo. No puede quedar ni rastro de lo que somos. Esto viene a cuento de la guía que está preparando la comisaria de Igualdad de la Unión Europea, Helena Dalli.

La tal Helena, recomienda felicitar las fiestas en lugar de felicitar la Navidad porque hay que evitar «considerar que alguien es cristiano», y “ser sensible al hecho de que las personas tienen tradiciones religiosas diferentes». Vamos, que para no molestar a los que practican otras religiones, no se debe llamar Navidad a la Navidad, la celebración más importante del cristianismo. Tiene delito la tía. No debe saber que Europa es Europa por Grecia, Roma y el cristianismo.

Durero AdoracindelosmagosLa publicación de la guía se ha frustrado, de momento, ante el escándalo que se ha formado a raíz de su filtración a Il Corriere della Sera. 

Se ve que tienen poco que hacer en la comisaría de Igualdad (tal que el ministerio de Igualdad de la señora Irene Montero). Se inventan problemas donde no los hay. Porque, vamos a ver, ¿qué le puede molestar a un islámico, un judío, un lo que sea, que se felicite la Navidad? Nada. Como al resto de los …

Compártelo!